CONSTRUYE NEGOCIOS MINIMIZANDO RIESGOS

Método LEAN STARTUP

En el mundo emprendedor es de vital importancia adaptarse y responder rápidamente a los cambios del mercado. Sobre todo cuando los recursos son limitados y se están probando «cosas nuevas».

El método Lean Startup (Eric Ries, 2011) surge como un enfoque para el desarrollo de nuevos negocios. Se utiliza para fundar una empresa, crear una línea de servicios nueva dentro de una empresa existente o introducir un producto. Todo esto sin poner en riesgo el patrimonio de los emprendedores.

¿Para que sirve el método Lean Startup?

Lean Startup tiene como objetivo proporcionar herramientas para aumentar nuestras posibilidades de crear con éxito un nuevo proyecto empresarial o startup. Nos permite crear (innovar en) un nuevo producto o servicio en condiciones de mucha incertidumbre. Este método no tiene restricciones en cuanto al tamaño, tipo o antigüedad de la empresa, siendo aplicable a diversas organizaciones.

A la palabra innovación debemos entenderla de manera amplia. Abarca desde simples cambios en productos existentes (como poder ruedas a una maleta), hasta descubrimientos científicos revolucionarios. Además, innovar también puede ser realizar cambios en el modelo de negocios, por ejemplo cobrando servicios de un gimnasio de manera anual en lugar de hacerlo mensualmente o creando aerolíneas low cost con servicios simplificados. En resumen, el método Lean Startup se adapta a una amplia gama de situaciones empresariales, fomentando la creatividad y la adaptabilidad.

Conocimiento validado (Crear – Medir – Aprender)

Dijimos que una innovación nace en un estado de mucha incertidumbre, por lo tanto, debemos aprender cuanto antes. La metodología aboga por la creación rápida de prototipos y experimentos controlados que permitan probar nuestra «hipótesis» de negocio. Para esto, existen pasos clave:

Ideas

Podemos encontrar oportunidades de negocios de distintas fuentes. A esta oportunidad la traduciremos a un modelo de negocios (utilizando canvas) que construiremos a partir de ciertas hipótesis sobre cómo será dicho modelo.

Crear

Crearemos un Producto Mínimo Viable (PMV) que será la primera versión de nuestro producto o servicio. El PMV es un producto que nos permitirá recorrer una vuelta completa al proceso de Crear-Medir-Aprender, con el menor tiempo y menor esfuerzo posible de desarrollo.

Medir

Con el PMV debemos salir de la oficina y probar las reacciones de los consumidores

Datos

Las pruebas generan datos que permiten entender las necesidades de nuestros clientes. Por ejemplo: cómo reacciona a nuestro producto, cómo lo usa, cómo se enterará de que existe, cómo desea pagarlo, etc.

Aprender

Los datos recabados deben ser transformados en aprendizajes. Del aprendizaje, tendremos ajustes menores (iteraciones) o mayores (pivotes) en nuestro modelo de negocios. Éstos ajustes, a su vez, generarán nuevas ideas, comenzando nuevamente el proceso hasta llegar a una versión optimizada.

Estudio de caso – Zappos

Zappos es uno de los e-commerce mas grandes del mundo. Todo comenzó cuando su propietario, con la idea en mente de comercializar online, decidió crear una web rudimentaria, ir a un local de moda y tomar fotografías al calzado para postearlo en su web. Cuando un cliente realizaba una compra en su sitio, él iba hasta el local, compraba el producto y se lo entregaba a su consumidor. De esta manera podemos observar que, en lugar de invertir mucho dinero en desarrollo web, stock de calzados y publicidad para probar su modelo de negocios, solo bastó con un simple sitio y revender productos de otras tiendas.

Estudio de caso – Dropbox

Dropbox logró validar su modelo de negocio con un simple video. En lugar de invertir cuantiosas sumas en servidores y desarrollo para ofrecer almacenamiento, sin siquiera saber si había mercado para ello, lo que hicieron fue crear un video explicando el servicio que pretendían ofrecer y dejando un formulario de contacto para aquellos que estén interesados en sumarse a la «lista de espera». Cuando vieron que muchos clientes tomaron acción demostrando interés en el servicio (dejando sus datos de contacto), fue que comenzaron con las inversiones necesarias.

¡Comienza ahora!

Tu idea esta bien, o quizás necesita un cambio… Sal ahora mismo y conoce qué opinan tus clientes. Este artículo sirve para que puedas familiarizarte con la metodología Lean Startup. Sin embargo, si tuvieras dudas sobre cómo llevarlo a cabo, puedes enviarme un mensaje y con gusto te ayudaré.

Recuerda, velocidad y aprendizaje son las palabras clave.

¡Muchos éxitos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *